Archivo de Febrero de 2010

Los pacientes con espondilitis anquilosante en remisión podrían abandonar el tratamiento con biológicos.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

Los pacientes con espondilitis anquilosante que han llegado a tener remisión de la enfermedad y que han sido tratados de forma precoz con fármacos biológicos podrían llegar a dejar la terapia, si no de forma definitiva, al menos durante una larga temporada.
6180
“Desde que se publicaron los primeros estudios sobre este tipo de fármacos, que se llevan utilizando desde hace algo más de cinco años de forma normalizada, se pensaba que se tendrían que utilizar de forma crónica. Sin embargo, en esta dolencia reumática, parece que esto podría variar”. Así lo explica el Dr. Xavier Juanola, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona, quien ha participado en el III Simposio de Espondiloartritis de la Sociedad Española de Reumatología (SER) este fin de semana en Oviedo. “Este hecho podría llevar a hacer una revisión del consenso de la SER sobre la utilización de fármacos biológicos”.

Debido a sus pocos años de vida, actualmente no hay estudios a largo plazo sobre estos novedosos medicamentos que han conseguido que la terapia de diferentes enfermedades reumáticas como la espondilitis anquilosante, diversas espondiloartritis y la artritis reumatoide avance enormemente y con resultados muy positivos. “Lo que sí hemos podido demostrar es que los biológicos son más efectivos en espondilitis anquilosante que en artritis reumatoide, y que su efecto es más duradero”, apunta el Dr. Juanola.

La espondilitis anquilosante es una dolencia inflamatoria crónica que afecta a alrededor del 250.000 personas en nuestro país (aproximadamente el 0,5%) con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años. Esta enfermedad reumática afecta sobre todo a las articulaciones de la columna vertebral, que tienden a soldarse entre sí, limitando la movilidad y haciendo que ésta pierda flexibilidad.

El lumbago o el dolor lumbar es el primer síntoma de esta dolencia, provocado por la inflamación de las articulaciones vertebrales. Con el paso del tiempo, este dolor puede progresar a la columna dorsal, el cuello o incluso aparecer en caderas, hombros, rodillas o tobillos.

“Los datos de los que disponemos hasta el momento indican que el tratamiento de esta enfermedad con fármacos biológicos no sólo hace que el paciente mejore en su enfermedad sino que también actúan como protectores con respecto a otras dolencias relacionadas –o comorbilidades- como son la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares”, explica el Dr. Juanola. “Durante los próximos años, los pasos que debemos dar se encaminan a encontrar cuáles son los perfiles de pacientes para los que los diferentes biológicos son más efectivos, de forma que el tratamiento eficaz se pueda comenzar con anterioridad”.

Mayor riesgo cardiovascular y de fractura
Las comorbilidades más comunes asociadas a la espondilitis anquilosante son el riesgo cardiovascular y el de fracturas, que se incrementan. El estudio REGISPONSER, un trabajo prospectivo que la Sociedad Española de Reumatología lleva realizando desde hace ya cuatro años, podrá ofrecer datos sobre qué porcentaje de pacientes sufre este tipo de enfermedades asociadas.

“Actualmente podemos afirmar que a mayor rango de edad, el número de comorbilidades se incrementa”, subraya el Dr. Juanola. “Las manifestaciones extraarticulares que provoca la enfermedad, como la uveítis, psoriasis o enfermedad inflamatoria intestinal –que también pueden considerarse patologías asociadas- afectan a entre el 40 y el 42% de los pacientes con espondilitis anquilosante”.

La comorbilidad hace que el tratamiento indicado tenga que variar, limitándose por un lado y adelantando el uso de biológicos por otro. “En pacientes con problemas digestivos o hipertensión, los antiinflamatorios están contraindicados, por lo que en muchos de estos casos la opción más oportuna es comenzar a utilizar fármacos biológicos sin pasar por otro tipo de tratamientos”, indica el Dr. Juanola. “En muchos casos, las manifestaciones extraarticulares indican cuáles son los fármacos idóneos y si es preferible comenzar con biológicos de forma precoz”.

Fuente: anisalud.com

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Enfermedades de la columna vertebral.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

ea-51La columna vertebral está formada por 26 huesos llamados vértebras. Las vértebras protegen la médula espinal y le permiten mantenerse de pie e inclinarse. Hay varios problemas que pueden alterar la estructura de la columna o lesionarle las vértebras y el tejido que las rodea. Entre ellos:

* Infecciones

* Traumatismos

* Tumores

* Enfermedades, tales como la espondilitis anquilosante y la escoliosis

* Cambios óseos que ocurren con la edad, tales como estenosis espinal y hernias de disco

Con frecuencia, las enfermedades de la columna provocan dolor cuando los cambios óseos presionan la médula o los nervios. También pueden limitar el movimiento. El tratamiento varía según la enfermedad, pero algunas veces incluyen aparatos ortopédicos para la espalda y cirugía.

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Espondilitis Anquilosante ¿Qué es la espondilitis anquilosante?.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

getimageaspxLa espondilitis anquilosante (su sigla en inglés es AS), es un tipo de artritis que afecta a la columna vertebral. “Anquilosante” significa “agarrotado” o “rígido”, “espondil” quiere decir “columna vertebral” e “itis” hace referencia a una inflamación. La enfermedad produce inflamación de la columna vertebral y de las articulaciones grandes, que a su vez provoca rigidez y dolor. La enfermedad puede provocar la erosión de la articulación entre la columna vertebral y el hueso de la cadera (la articulación sacroilíaca), y la formación de puentes óseos entre las vértebras de la columna vertebral, de manera que esos huesos queden fusionados. Además, también pueden fusionarse los huesos del tórax. Si bien no se conoce la causa de la AS, algunos investigadores le atribuyen cierto origen genético. Un gen denominado HLA-B27 se presenta en el 90 por ciento de las personas que padecen espondilitis anquilosante (AS, por su sigla en inglés). Sin embargo, muchas personas con el gen HLA-B27 no padecen AS.

¿A quiénes afecta la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante, (su sigla en inglés es AS) es más frecuente entre la gente joven, de 17 a 35 años de edad, pero puede ocurrir en niños y adultos mayores también. La enfermedad afecta de dos a tres veces más hombres que mujeres jóvenes y tiende a ser hereditaria.

¿Cuáles son los síntomas de la espondilitis anquilosante?

Los síntomas de la AS tienden a aparecer y desaparecer por períodos de tiempo. A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes de la AS. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

*Dolor de espalda, que suele ser más intenso durante el descanso nocturno
*Rigidez por la mañana temprano
*Posición encorvada como reacción al dolor de espalda (al inclinarse hacia delante el dolor tiende a aliviarse)
*Columna vertebral rígida e inflexible
*Incapacidad de respirar profundamente, si las articulaciones entre las costillas y la columna vertebral están afectadas
*Pérdida del apetito
*Pérdida de peso
*Fatiga
*Fiebre
*Anemia
*Dolor en las articulaciones
*Leve inflamación de los ojos
*Daño de algunos órganos, como el corazón, los pulmones y los ojos

Los síntomas de la espondilitis anquilosante pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la espondilitis anquilosante?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la espondilitis anquilosante pueden incluir los siguientes:

* Rayos X – examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
* Velocidad de sedimentación globular (su sigla en inglés es ESR) – medición de la rapidez con la que los glóbulos rojos caen hacia el fondo de un tubo de ensayo. Cuando hay hinchazón e inflamación, las proteínas de la sangre se agrupan y pesan más de lo normal. Por eso, al medirles, caen y se posan más rápido en el fondo del tubo de ensayo. Generalmente, cuanto más rápido se depositan las células de la sangre, más grave es la inflamación. Las personas que tienen AS suelen tener la ESR elevada.
* Exámenes genéticos – realizados para determinar si una persona lleva una copia de un gen alterado para una enfermedad determinada; se suele detectar la presencia del gen específico (HLA-B27) en más del 95 por ciento de las personas que padecen AS.

Tratamiento de la espondilitis anquilosante:

El tratamiento específico de la espondilitis anquilosante será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

* su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
* la gravedad del trastorno
* su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
* sus expectativas para la evolución de la enfermedad
* su opinión o preferencia.

No existe cura para la espondilitis anquilosante. Sin embargo, si se tratan los síntomas rápida y enérgicamente, es posible atenuar, e incluso prevenir, la incapacidad a largo plazo.

El objetivo del tratamiento de la AS consiste en disminuir el dolor y la rigidez, prevenir las deformidades y mantener un estilo de vida normal y lo más activo posible. El tratamiento puede incluir:

* Medicamentos antiinflamatorios no esteroides para disminuir el dolor y la inflamación.
* El uso de corticosteroides durante períodos cortos para disminuir la inflamación
* El uso de relajantes musculares y medicamentos para el dolor durante períodos cortos para aliviar el dolor severo y los espasmos musculares.
* Cirugía para reemplazar una articulación, colocar varillas en la columna o extraer parte de los huesos engrosados y endurecidos.
* Mantener una postura correcta
* Hacer ejercicio de forma regular que incluya ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda.

Fuente: www.uamshealth.com

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Resumen Conferencia Sobre la Fibromialgia.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

3yo8chcpq2Paso a resumir la conferencia impartida el pasado 15 de diciembre en el Hospital General de Valencia sobre la Fibromialgia.

En esta ocasión fue impartida por el Dr. Rafael Belenguer, reumatólogo de la Unidad de Fibromialgia del Hospital 9 de Octubre de Valencia. También es Vicesecretario de la Sociedad Española de Reumatología.

Ante todo quiso dejar claro que estamos hablando de una enfermedad compleja, catalogada desde el año 1990, con lo que en términos relativos es una enfermedad de corta vida a nivel “oficial” y por tanto queda mucho por investigar, lo que supone dinero y tiempo, pero que en ello se está.

La Fibromialgia es el paradigma del dolor crónico difuso, siendo la segunda enfermedad reumática más frecuente. El pico de incidencia se da entre los 30 y 50 años, y afecta en mucha mayor medida a las mujeres que a los hombres (proporción de 21 a 1). Se caracteriza por un dolor músculo-esquelético crónico y difuso-generalizado, siendo los síntomas acompañantes más frecuentes la fatiga, las alteraciones del sueño, la ansiedad o la depresión (se calcula que hay más de 75 síntomas asociados).

Se produce un desorden de la sensibilidad dolorosa, pero hay tanto pros como contras a la hora de determinar si hay un dolor neuropático. La Fibromialgia tiene una alta prevalencia familiar, y produce en el enfermo un gran impacto en su calidad de vida.

El tratamiento es algo complejo, y los médicos especialistas sólo se interesan y ven una parte de la persona, y no la Fibromialgia global. La mayoría de reumatólogos no están “cómodos” con el síndrome de Fibromialgia, ya que están entrenados para tratar la inflamación, y casi nadie dedica tiempo al recuento de puntos dolorosos. Además las consultas del síndrome de Fibromialgia requieren mucho tiempo, por no hablar de los litigios de los enfermos con la Administración.

El diagnóstico de la Fibromialgia es eminentemente clínico. El diagnóstico inicial y el seguimiento básico debe hacerse por el Médico de Atención Primaria.

No hay ningún tratamiento específico de la Fibromialgia que mejore definitivamente a todos los pacientes, aunque ya existen algunos en los Estados Unidos. También se ha demostrado recientemente la utilidad del tratamiento multidisciplinar. Se preguntó al Doctor sobre la alimentación, y comentó que ningún tipo de dieta ha demostrado una mejoría, pero que evidentemente se ha de seguir una alimentación adecuada, como la mediterránea (verdura, pescado, ave, fruta…)

Las principales conclusiones serían que el diagnóstico es fundamental, y debe incluir el máximo grado de individualización. Además se recomienda una aproximación diagnóstica multidisciplinar (evaluación diagnóstica individualizada por parte de diversos especialistas).


Javier García
Administrador y Moderador

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

EL PAPEL DEL REUMATÓLOGO EN EL TRATAMIENTO.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

El Reumatólogo ha recibido una formación específica para diagnosticar y tratar la EA, puede servir como educador de pacientes y también de otros médicos sobre dicha enfermedad.
2939
Los Reumatólogos están a la cabeza en la investigación básica y clínica sobre esta enfermedad, y de ellos depende una mejora en el conocimiento y el tratamiento de la misma.

Es decisivo un tratamiento continuado.

La Espondilitis Anquilosante es un problema crónico que persiste a lo largo de toda la vida y algunos pacientes, a menudo, abandonan el tratamiento con el resultado de deformidades posturales permanentes y pérdida de la movilidad.

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Acepte el dolor.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

dolor
Las personas con fibromialgia y dolor crónico pretenden muchas veces encontrar un tratamiento que elimine rápidamente los síntomas que tienen. Desgraciadamente, esto casi nunca es posible. No hay recetas ni píldoras mágicas para la fibromialgia y el dolor crónico. Por ello, el primer paso para controlarlo es aceptarlo y asumir que el dolor puede persistir para siempre y que, por tanto, en adelante, va a formar parte de nuestra vida.

Desde luego, no es agradable pensar que el dolor nunca nos va a abandonar y muchas personas pueden incluso sentir miedo de no saber como manejar esta situación. Sin embargo, reconocer la realidad es el primer paso para conseguir cambiar nuestra vida hacia una situación en la que el dolor, aún estando presente, no sea el centro de la misma. Cuando se acepta el dolor, se aprende a reconocerlo y a saber lo que lo mejora o empeora, y estamos entonces en situación de buscar soluciones y de volver a disfrutar de la vida.

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Vivir con una enfermedad de larga duración.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

Plantea nuevos retos a una persona. Aprender a afrontar esos retos es un proceso largo — no es algo que se consiga de la noche a la mañana. Pero entender lo que te ocurre y participar activamente en el cuidado de tu salud te ayudarán a afrontar esos retos. Mucha gente descubre que el hecho de adoptar un papel activo en el tratamiento de un problema de salud crónico le ayuda a sentirse más fuerte y más preparada para enfrentarse a muchas dificultades y pruebas que les depara la vida.fm

¿Qué es una enfermedad crónica?

Hay dos tipos de enfermedades: agudas y crónicas. Las enfermedades agudas (como un catarro o una gripe) suelen durar relativamente poco. Sin embargo, las enfermedades crónicas son problemas de salud de larga duración (la palabra “crónico” proviene del término griego chronos, que significa tiempo).

El hecho de padecer un trastorno crónico no implica necesariamente tener una enfermedad grave o que puede poner en peligro la vida de una persona — aunque algunas enfermedades crónicas, como el cáncer y el SIDA, lo pueden hacer. Las enfermedades crónicas también incluyen trastornos como el asma, la artritis y la diabetes. A pesar de que los síntomas de una enfermedad crónica pueden desaparecer con los cuidados médicos, generalmente la persona sigue padeciendo la enfermedad subyacente — aunque los tratamientos que recibe pueden implicar que se sienta sano y se encuentre bien gran parte del tiempo.

Cada enfermedad crónica tiene sus propios síntomas, tratamiento y evolución. Exceptuando el hecho de que son relativamente duraderas, las distintas enfermedades crónicas no se parecen necesariamente entre sí en otros aspectos. La mayoría de las personas que padecen enfermedades crónicas no piensan en ellas mismas como en un “enfermo crónico”, sino como en alguien que padece un trastorno específico — como el asma, la artritis, la diabetes, el lupus, la anemia falciforme, la hemofilia, la leucemia o la enfermedad concreta que tengan.

Si padeces una enfermedad crónica, es posible que no sólo te afecte físicamente, sino también emocional, social y a veces, incluso, económicamente. La forma en que a una persona le afecta una enfermedad crónica depende de la enfermedad particular que tiene y cómo repercute sobre su cuerpo, la gravedad de la enfermedad y el tipo de tratamientos que requiere. Aceptar y adaptarse a la realidad de padecer una enfermedad crónica requiere tiempo, pero los jóvenes que están dispuestos a aprender cosas sobre su enfermedad, a buscar y aceptar el apoyo de los demás y a participar activamente en el cuidado de su salud generalmente superan con éxito el proceso de afrontamiento.

Fuente: kidshealth.org

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Sobrellevando una enfermedad crónica.

Viernes, 5 de Febrero de 2010

Tener una enfermedad a largo plazo, o crónica, puede afectar su vida de muchas maneras. Puede sentirse frecuentemente cansado y con dolor.
2939
La enfermedad puede alterar su apariencia o sus habilidades físicas, así como su independencia. Es posible que no pueda trabajar, lo que puede ocasionarle problemas financieros. Para los niños, las enfermedades crónicas pueden ser atemorizantes, ya que a veces no entienden por qué les ocurre a ellos.

Estos cambios pueden causar estrés, ansiedad y enojo. Si así le sucede, es importante buscar ayuda. Un consejero capacitado puede ayudarlo a desarrollar estrategias para recuperar la sensación de control.

Los grupos de apoyo también pueden serle de ayuda. Descubrirá que no está solo y podrá enterarse de nuevos consejos para aprender a lidiar con la enfermedad.

Fuente: www.nlm.nih.gov

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

´Rotos´ por el dolor

Viernes, 5 de Febrero de 2010

´Rotos´ por el dolor / Grupo espondilitis.eu

Uno de cada cuatro gallegos padece dolor crónico, untrastorno que genera una gran dependencia física y mental. Los expertospiden mejoras en el tratamiento de estos enfermo.
22222
Uno de cada cuatro gallegos padece dolor crónico, una trastorno quegenera una gran dependencia física y mental pero que no está siendobien tratado en los hospitales de Galicia, según los especialistas dela Sociedad Española del Dolor (SED), quienes lamentan la falta deformación médica y la escasa implicación de la administración sanitariagallega en este ámbito. “Algunas unidades del dolor no funcionan comoes debido, ya que no atienden consultas todos los días, y en otras sólohay un anestesista”, señalan

MARÍA DE LA HUERTA | A CORUÑA El dolor crónico,aquel que persiste una vez se ha tratado la enfermedad que lo origina,no está bien controlado en Galicia, según denuncian los expertos,quienes apuntan que el problema del tratamiento de este trastorno, queafecta a uno de cada cuatro gallegos, reside en la falta de formaciónmédica y en la escasa implicación de las administraciones sanitarias.

“El tratamiento del dolor es una asignatura pendiente en Galicia,pese a que se trata de una de las comunidades más envejecidas y,paradójicamente, una de las que cuentan con más unidades específicaspara este trastorno”, explica el doctor Alberto Camba, jefe delServicio de Anestesiología y Reanimación y de la Unidad de Dolor delHospital Arquitecto Marcide de Ferrol y presidente de Sociedad Españoladel Dolor (SED), quien atribuye ese “déficit asistencial” a dosaspectos fundamentales. “Algunos de esos centros no funcionan como esdebido, ya que no atienden consultas todos los días. Además, la mayoríasólo cuentan con un anestesista, cuando el dolor crónico requiere untratamiento multidisciplinar, en el deben participar más especialistascomo neurólogos, fisioterapeutas, traumatólogos, oncólogos,psiquiatras, psicólogos…”, indica Camba.

El presidente de la SED también considera “indispensable”, paramejorar el tratamiento del dolor, que los profesionales que manejaneste trastorno tengan un área de capacitación. “Aunque algunasfacultades de Medicina empiezan a hacer másteres y estudios docentessobre dolor, todavía queda muy lejos el disponer de un buen nivel. Yono diría que el dolor necesita ser una especialidad, pero sí deberíaconvertirse en un área de capacitación. Ese logro evitaría muchosproblemas que se están produciendo en estos momentos, regularía a losprofesionales que se dedican a su tratamiento y les daría unacualificación importante”, subraya.

Los datos de la encuesta Pain in Europe, realizada por laFederación Europea de Capítulos de la Asociación Internacional para elEstudio del Dolor (EFIC), y en la que participaron alrededor de 6.000pacientes de 16 países europeos, revelan que el dolor crónico afecta al20% de la población española y es más frecuente entre las mujeres (52%)que entre los hombres (48%). El estudio también refleja que lospacientes que sufren ese trastorno tienen una media de 51 años y quellevan conviviendo con él alrededor de siete. Del trabajo se desprende,además, que el 83% de los enfermos con dolor crónico se tratan enAtención Primaria, el 15% en especializada y sólo el 2% llega a lasunidades del dolor. “Los primeros datos podrían extrapolarse a Galicia,aunque en nuestra comunidad el porcentaje de afectados puede llegar,incluso, al 25%, ya que la población gallega es una de las másenvejecidas de España”, afirma el doctor Camba, quien además subrayaque la mayoría de esos pacientes tiene que esperar un promedio de cincoaños antes de ser tratados adecuadamente.

Atención Primaria

El presidente de la SED también hace especial hincapié en laformación de los médicos de Atención Primaria, que son quienes puedendetectar el dolor crónico oportunamente y evitar que evolucione, secomplique y afecte más a los pacientes. “La colaboración entre losprofesionales de Atención Primaria y los especialistas en eltratamiento del dolor es fundamental. De hecho, en comunidades comoAndalucía o Extremadura, que cuentan con planes específicos para eltratamiento del dolor, se está empezando a ahondar en este aspecto”,apunta el doctor Camba, y añade: “Lo ideal sería que el primerabordaje, el farmacológico, fuese realizado por profesionales deAtención Primaria, y que los pacientes que necesitasen técnicas máscomplejas fuesen derivados a las unidades del dolor”, señala.

Por último, el jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimacióndel Hospital Arquitecto Marcide y de la Unidad del Dolor de Ferrolrecuerda el coste económico, y sobre todo social, que genera el dolorcrónico. “Crea una gran dependencia física, pero también mental”,destaca.

Fuente extraída: laopinioncoruna.es/sociedad

Grupo espondilitis.eu
http://www.espondilitis.eu/